"Tu deseo de traer una nueva vida debe estar acompañado por los mejores,
así aumentaremos las posibilidades de lograrlo; la Clínica de la Mujer te ofrece todo su respaldo."

26.02.2017

 

Hablamos de ligadura de trompas como método anticonceptivo definitivo, ya que impide que los espermatozoides lleguen al óvulo y la mujer quede embarazada.

26-Febrero.jpg

 

¿Cómo se hace?

 

  • Vía laparoscópica. Se hace una incisión cerca al ombligo y a través de él, el médico introduce un laparoscopio para ver las trompas y así mismo las cierra, sella o cauteriza a través del calor.

  •  

  • La minilaparatomía. Este procedimiento se hace justo después del parto o hasta dos días después de que la mamá ha dado a luz. La incisión se hace en el abdomen y a través de ella, el médico extrae una parte de las trompas. Justo en este momento el útero está grande y facilita la cirugía.

 

  • La ligadura tubaria histeroscópica. Esta cirugía no requiere hacerse en un centro médico ya que se hace a través de la vagina vía endoscópica con anestesia local.

 

A pesar de que la mayoría de las mujeres que se hacen ligadura de trompas entieden que es un método definitivo, ellas con sus parejas pueden cambiar de opinión y  querer tener uno o más hijos. La reversión es posible y existen diferentes opciones para esto: la reconstrucción de las trompas o la cirugía laparoscópica. Es una intervención que se parece mucho a una cesárea, con el fin de conectar las trompas nuevamente. La probabilidad de que las trompas queden nuevamente en el estado original es de hasta un 60 %. De ser posible esta operación la probabilidad de tener hijos es muy alta. Cuando ha pasado mucho tiempo las trompas estarán deterioradas y quedar obstruidas a pesar de su reconstrucción. Cada caso es particular y debe ser revisado por el médico especialista.

La otra opción es fertilización in vitro. Esta práctica se hace en el laboratorio y se lleva a través de la vagina de la mujer y hasta el útero. Esta opción se recomienda a las mujeres mayores de 35 años.

 

speaker-1024883_960_720.jpg


 

¿Qué es un embarazo ectópico? Cuando se hace este tipo de reconstrucción tubárica, existe el riesgo de tener un embarazo fuera del útero.

Como lo explicamos anteriormente cada mujer y cada caso es diferente, por lo que es necesario que el médico valore a la paciente y según su diagnóstico pueda dar un veredicto sobre la opción más conveniente para hacer reconstrucción de trompas.

 
20.02.2017

La mastitis es la inflamación de las glándulas mamarias. Se genera porque los conductos de la leche o conductos galactóforos se obstruyen, resultando en una infección. Uno de los principales factores predisponentes es la lactancia, ya que la leche puede quedar retenida en estos conductos, cuando la succión del bebé es insuficiente o la producción de leche es abundante y no se extrae con las bombas extractoras a intervalos de tiempo adecuados.


act-1413185_960_720.jpg













 

Otra de las consecuencias, son las heridas en el pezón, causando mucho dolor a la madre lactante y posibles bacterias en estas heridas; lo que impediría la salida de leche por las molestias que puede causar.

 

Existen dos tipos de afección:

 

  1. La mastitis no infecciosa: se genera cuando no se vacía completamente la leche que debería tomar el bebé, causando obstrucción como se mencionó anteriormente .

  2. La mastitis infecciosa: se genera cuando se forman grietas en los pezones y hay condiciones favorables para la reproducción de bacterias, ocasionándole a la mamá, fiebre, inflamación, malestar, cansancio, escalofrío y dolor.

 

Dato importante: dejar de lactar durante la mastitis es un error y aunque la succión del bebé ocasiona dolor a la madre, esta hará que se vacíen los senos de leche. Casi que la lactancia es el tratamiento mismo para la mastitis.

¿Le pasa algo al bebé? No, la leche materna contiene los suficientes nutrientes y anticuerpos que destruirán las bacterias de la herida de la mamá. Recuerda consultarlo con tu médico de cabecera para poder seguir el tratamiento bajo supervisión.

 

act-841503_960_720.jpg¿Cómo tratarla? En la mayoría de los casos, la lactancia es en sí misma es el tratamiento. De no resolverse de esta forma, con antibiótico o en casos más severos se podría realizar un drenaje.


¿Cómo evitar la mastitis? La mejor forma de prevenirla es con una buena técnica de lactancia, sujetando bien al bebé, además de vaciar frecuente y totalmente la mama. También evitar las lesiones en los pezones con una buena higiene e hidratación.

13.02.2017

 

pregnant-1561750_960_720.jpg

 

Si bien es cierto que el estado de embarazo no es una enfermedad ni un limitante para continuar con tus actividades diarias, debes tener en cuenta que, aunque son pocas, existen recomendaciones que el médico nos advierte cuando estamos embarazadas ya que pueden afectar nuestra salud o bienestar y la del bebé.

 

  1. No fumar. Aunque para la mayoría de las personas resulte lógico dejar de fumar,  esta es una de las actividades que resulta más complicada dejar cuando la madre gestante tiene este hábito. Como lo vimos en este artículo (link del artículo pasado, sobre efectos del cigarrillo), ser fumador directo o pasivo puede ocasionar problemas de salud a la madre y al bebé, además de complicaciones durante el parto. Cabe resaltar, que de ninguna manera cualquier tipo de droga se debe consumir durante el embarazo o la lactancia.

 

  1. No comer alimentos crudos. Estos alimentos pueden contener bacterias que generan infecciones al bebé o la madre. La toxoplasmosis es una infección producida por un parásito que se hospeda en algunas aves y mamíferos, que contaminan el agua y los alimentos con sus heces. Sus síntomas pueden ser desde una especie de gripa, malformaciones en el feto o un aborto durante los primeros meses de gestación. Algunos de estos alimentos pueden ser: cualquier tipo de carne no procesada, huevo crudo, o quesos no pasteurizados. Por lo que se recomienda cocinar muy bien las carnes y lavar de la misma forma las frutas y verduras.

 

  1. No beber alcohol. El alcohol provoca daños en el desarrollo físico y mental del bebé, durante y hasta después del embarazo, mientras la madre está lactando. A pesar de que algunas personas crean que pocas cantidades de alcohol traigan beneficios a la madre o el bebé, se recomienda evitar el consumo en su totalidad.

 

  1. Practicar ejercicio sin consentimiento profesional. Cabe decir que un excelente estado físico ayudará a la madre durante el embarazo y parto. Cuando se trata de una mujer que habitualmente practica alguna actividad deportiva, se recomienda evitar algunos ejercicios o movimientos que puedan afectar su salud o la del bebé; del mismo modo, para las mujeres que nunca han practicado ningún deporte. Los beneficios del deporte durante el embarazo son muchos, pero definitivamente debe evitar: abdominales, levantar pesas, sentadillas y en general deportes de contacto físico agresivo como fútbol, voleibol o baloncesto, entres otras. Si estás en embarazo, planea una cita con tu doctor de cabecera para que te indique cuáles pueden ser tus ejercicios diarios, en caso de querer estar en forma.

 

pregnancy-335689_960_720.jpg

 

  1. Evitar baños y temperaturas calientes. Temperaturas muy altas producen vasodilatación, esto significa que las venas y arterias se dilatan y empieza a correr una mayor cantidad de sangre a través de ellas, lo que a su vez, produce mareos y desmayos. Situación delicada para una mujer en estado de embarazo. Por lo tanto, debes evitar los saunas, turcos y las duchas muy calientes.

 

  1. Ingerir ciertos medicamentos. Cualquier medicamento debe estar ordenado estricta y directamente de tu médico de confianza. Los fármacos pueden ser altamente riesgosos para la salud del bebé. En caso de llevar un tratamiento, de igual forma, el profesional médico deberá asegurarse de que este no afecte la salud de la madre y su hijo.

 

  1. Exponerse a rayos X. Los rayos X de alta frecuencia alteran la forma de las moléculas, por lo que produce muerte o multiplicación de las células. Ocasionando malformaciones o la muerte al feto. Incluso se sugiere que una madre gestante no esté cerca de alguien que se someta a rayos X.

 

  1. Evitar la cafeína. Esta sustancia llega al bebé a través de la placenta afectando su respiración y frecuencia cardiaca. Además puede ocasionar retardo del crecimiento del bebé durante el embarazo y después del parto bajo peso en el bebé. Aunque el bajo consumo no afecta al bebé ni a la madre, es recomendable no consumirlo durante los 9 meses del embarazo ni la lactancia.


woman-487104_960_720.jpg

  1. Alejarse de las heces de los animales y zoológicos. Específicamente, las heces de los gatos pueden transmitir el parásito de la toxoplasmosis, provocando retraso en el crecimiento del feto, lesiones cerebrales, aborto o lesiones oculares. Evitar visitas a zoológicos o granjas también es recomendable, ya que  la Listeria, una bacteria que se encuentra en la tierra o en algunos animales exóticos y hasta domésticos, es riesgosa para el bebé y la mamá. Si vives con cualquier animal en casa, recuerda que siempre esté al día con sus vacunas y tener siempre un lugar absolutamente aseado.